Hola, mi nombre es Tony, me gustaría tener la oportunidad de acompañaros en vuestra boda, y capturar la esencia y alegría de ese gran día.          

Me gusta lo natural, lo simple, la espontaneidad, y todo eso es lo que intento reflejar en mi fotografía. Suelo pasar desapercibido, muchas veces incluso me confunden con un invitado; puede que me veas comer una croqueta mientras charlo con tus papás, o acabe la noche brindando con tu cuñado. Mi cercanía no quita que me tome mi trabajo muy enserio, llegaré antes de la hora que acordemos y no me pienso ir hasta tener todo el material necesario. 

 Me encantaría conoceros en persona, o por Skype si la distancia no lo permite,  que me contéis vuestra historia, todas las sorpresas que tenéis preparadas y  preguntéis todo lo que queráis. Os recomiendo que lo hagáis siempre, sea conmigo u otro fotógrafo; no hay nada peor que pasar el día de tu boda con un extraño, con el que no hay buena conexión.

¡Consulta tu fecha!